Blindar a Sheinbaum de reforma PJ

Aquí en el Congreso

Por José Antonio Chávez

Para nadie es secreto que la instrucción de Palacio Nacional para el líder del Senado, Ricardo Monreal, es llevar, a como dé lugar la discusión de la reforma al Poder Judicial al Congreso.

La idea es desvincular, directamente para evitar su desgaste de la Presidencial, Claudia Sheinbaum y, obviamente López Obrador.

Monreal será el próximo líder de la Cámara de Diputados que hoy preside la priista, Marcela Guerra.

Lleva toda la radiografía del Legislativo, pues lideró casi el sexenio del Presidente López Obrador como mandamás de la Cámara Alta. En consecuencia, fue quien resolvió la mayoría de los encargos del Presidente.

No pierda de vista que también llegará, como líder del Senado el ex secretario de Gobernación, Adán Augusto, el mismo que acudió al Congreso para empujar, cuando se desempeñaba en ese cargo, las reformas de la Guardia Nacional, la Eléctrica, la Electoral, las mismas que por falta de la mayoría calificada se frenaron.

Cuando llegó López Obrador en el 2018 a la Presidencia, alcanzó una Cámara de Diputados con los dos tercios de los 500 que la integran. Obviamente no tenía problema alguno su líder, Mario Delgado para aprobar lo que al mandamás de Palacio nacional le venía en mente.

Mientras que el problema fue en el Senado de la República, que hoy preside en este último año, la morenista, Ana Lilia Rivera, porque no alcanzaron la mayoría calificada de los dos tercios, en consecuencia Ricardo Monreal tuvo que negociar acuerdos con sus pares opositores.

Necesitaba los votos de los opositores, para igualar la mayoría en el Congreso para sus reformas o nombramientos de los ministros. Los dos primeros años, Monreal logró acuerdos, después en las intermedias todo se complicó.

El Presidente López Obrador agravó el pleito por las constantes críticas a los opositores y los conservadores, no los bajaba de corruptos y que no tenían llenadera y que a pesar de sus ofensas, quería que le dieran los votos.

Naturalmente que los líderes del PRI, PAN y PRD le frenaron los acuerdos y le echaron para atrás sus reformas que buscaba aprobar recién llegados de las elecciones del 2021.

Sin embargo, en las pasadas elecciones, AMLO recobró la mayoría calificada en San Lázaro y está a dos o tres votos para alcanzar también en la Cámara alta.

Los opositores hoy tendrán que trabajar más y con mayor fuerza de unidad para evitar que se vaya por la derecha Morena y sus aliados.

Anote que llegarán figuras de peso político como mandamás de las bancadas, por el PRI, Alejandro Moreno, por el PAN, Marko Cortés y por Morena Adán Augusto y Ricardo Monreal.

Son políticos de nivel que saben negociar, dialogar y acordar, generan expectativas de elevar el nivel de debate que se perdió, sobre todo en la segunda parte del sexenio.

[email protected]